viernes, 21 de diciembre de 2018

SINDIOSCON Por JOSE BELTRAN PEÑA.





JOSÉ BELTRÁN PEÑA

              SINDIOSCON

El sol brilla en la oscuridad de la medianoche
los ángeles hacen fiestas con sus ojotas de polvos
el mundo celebra el año del carajo
en los cinco puntos cojonudos de luz
en los cuatro cabellos de un alfiler
en los tres perfiles de la sombra
en los dos rostros de la muerte
en los cuadrados del triángulo
pero todo es mentira nada existe.

La palabra enmudece de pena
el sueño calla el pecado de la madre María
que ha matado a su hermana en cruz
con el sobrenombre de su tatarabuela
con el beso dado a la piel de culebra,
siendo la Historia escrita orinando en la pared
de la ciudad hipócrita como es Lima
sin la tregua solicita de un agu suicida
que grita su perfume endiablado
de escaras humanas que ladran
por el latir lagrimeante de un pesebre.

Sueño encrespado de mohines rotos
que enmarcan la caricia de la pobreza:
la sonrisa estereotipada de los bares
la cachetada de una poeta tonta de celos
la virgen que llora su cocida virginidad
la correa quebrada del padre ausente
el nuevo chullo negro de la pachamama
el block limpio de la novela inconclusa
el colorete coqueto perdido de una abuela 
el fantasma ebrio de la laguna sin pescador
el cigarrillo prendido del cáncer corazón;
todo ello atado con vísceras y cabellos
reunidos en la canasta suicida de navidad
del siglo estreñido de la putrefacción
con hálitos de esperanzas.
¡Jesús, te amo!.

1 comentario: