viernes, 21 de octubre de 2016

POBRE VIEJO de VÍCTOR JOSÉ LA CHIRA ACEVEDO

Resultado de imagen para victor jose la chira acevedo




POBRE VIEJO

Lo veo caminar muy lento y pausado
como quien le hace “quites” a la vida,
va taciturno y con rostro cansado
cual si tuviese una gran herida.

Sus pasos son torpes como si pidiese
algo, para poder mitigar su pena
se para... continua luego, como sí fuese
que el dolor que lleva, es su amarga condena.

¡Pobre viejo! pasar lo veo  cada día,
apoyándose a ratos en su “amigo bastón”,
tratando de sobrevivir en su porfía,
resistiéndose, tal vez de llegar al panteón.

Pareciera que la vida lo ha olvidado,
que para nadie hace falta su presencia,
o es la tarea que dios le ha encomendado
para sufrirla y llevarla con paciencia.

Es un pobre anciano harapiento,
como tantos que deambulan en la ciudad,
va maltrajeado, sucio y hambriento,
ignorado por esta dura sociedad.

En su juventud de  locas ilusiones,
fue tal vez, un joven de presencia fina,
que despertaba  voluptuosas pasiones,
a muchas  ninfas en cada esquina.

¿Fue como un árbol que ya dio su fruto?
y que se marchó muy lejos de su lado,
algún día... sólo vestirán  de  luto,
pese a todo el amor, que él le haya dado.

La ingratitud es mala consejera,
que hiere el alma, en lo más profundo,
por eso mi consejo va de esta manera:
seamos gratos, con todos este mundo.

Cuantos vamos por la senda de la vida,
olvidando a quien un día nos tendió su mano,
nuestra frágil memoria muy rápido olvida
al que alguna vez nos trató, como a un hermano.

Termino perplejo esta narración,
del ¡pobre viejo!  que morirá algún día,
dejando herido nuestro corazón,
al ver el gran olvido y su loca porfía.


No hay comentarios:

Publicar un comentario