jueves, 1 de febrero de 2018

TEXTO QUE LEYO LA POETA ELDI TORO POR EL PREMIO "SCRIPTURA"


GRACIAS PEPE.

(Texto que leí al ser premiada con Mención Honrosa en el 6to. Concurso Nacional de Poesía de Mujeres SCRIPTURA organizado por la Comisión de Escritoras del PEN Internacional del Perú y la
URP el 25 de enero de 2018)

Buenas noches amigas y amigos.

Esta reunión tiene un profundo significado para mí y por ello creo que debo contarles cómo es que llegué a este momento.

La condición de NO haber publicado un libro antes y la de ausencia de un límite de edad para participar, estipuladas dentro de las Bases, fueron las dos razones que decidieron mi suscripción en el 6to. Concurso Scriptura. Confieso que tengo 67 años y pese a haber escrito desde los 17, algo de poesía y también narrativa, nunca lo hice con la dedicación que determina que a una persona se la reconozca socialmente como poeta. La labor docente en varias universidades y el tener una familia que atender siempre ocuparon muy buena parte de mi tiempo.

 Desde pequeña fui lectora voraz y no discriminativa de los libros que caían en mis manos. Tuve el privilegio de que una hermana de mi madre, estudiante universitaria de Química Farmacéutica, poseyera un baúl en el que atesoraba textos de géneros diversos, científicos, de arte, poesía, novelas, cuentos, historia, la colección del Selecciones de Reader’s Digest y revistas y que lo compartiera conmigo. Ya en el colegio, mi formación montessoriana me condujo hacia las Letras indefectiblemente. En la Universidad, escoger Lengua y Literatura como especialidad fue definitiva para obtener la Licenciatura en Educación y Ciencias Humanas. Desde luego, la Maestría tuvo que ser en Literatura.

Así pues, las letras en su realización más concreta, la escritura como forma de comunicación, me han rodeado y permitido ejerciendo docencia, sobrevivir. Ahora, retirada de ésta, REVIVIR, escribiendo poesía.
Y es que reconozco en la palabra poética o poetizada una especie de alquimia capaz de lograr que una frase se trasmute en una caricia de seda, o en un grito de arenga en rebeldía ante la opresión como también, en un susurro de febril erotismo, en una juguetona rima o en profunda disquisición filosófica, o tal vez, la expresión de inocencia pueril en la más fina y elaborada ironía…
En esta declaración también está presente, por supuesto, la conciencia de mis limitaciones como usuaria de esta maravillosa facultad. Es decir, la ductilidad de la palabra es privilegio suyo no mío. Yo sólo juego intentando los sentidos que ella me va dictando casi caprichosamente.
Es claro que, en esta especie de escaramuza de ingenio, existen motivos y en mi caso particular están algunas incidencias vitales ligadas a sentimientos, pulsiones, impresiones, emociones pero también y por qué no decirlo, mis propias antipatías o animadversiones.
Así fue como me atreví a presentar a consideración del Jurado calificador de SCRIPTURA en setiembre pasado un conjunto de poemas al que titulé Lud & Ka con el seudónimo Lucía Di Kaprio. Surgió el título como una síntesis de mi actitud vital, siempre dispuesta a jugármela, sabedora de las probabilidades de lo fortuito pero, dentro de ciertas reglas establecidas sobre todo por la ética personal, no como en una competencia sino con un ánimo de íntimo desafío, venciendo mi natural timidez. Sí, como una especie de broma a mí misma, pero cuyo resultado fue, en esta oportunidad, favorable a mi osadía. A partir de ahora, confronto un nuevo reto el de la publicación de mi poemario.
Quiero ahora mencionar una palabra muy importante para mí: GRATITUD.
Debo detenerme para manifestarla en primer lugar a Dios, a quienes me dieron la vida y alentaron mi pasión, a mi familia toda, mis hijos y nietos que contemplan este período de mi vida con aquiescencia y me acompañan bondadosos, a mi amado esposo quien escucha mis poemas con generosa atención; a ustedes dedico este momento.

A mis buenas amigas poetas Patricia del Valle, Nora Curonisy, Tania Temoche, Julia del Prado, de manera especial a la poeta mayor Rosina Valcárcel por su insistencia en que publique, a la poeta Gloria Mendoza Borda por su generoso y tierno aliento, al poeta Gustavo Armijos quien tuvo a bien dedicar el N° 382 de la Tortuga Ecuestre a mi poesía, a los poetas Rodolfo Moreno, Víctor José La Chira, Juan Fernando Benavente quienes me acogieron en sus espacios de Jueves de Poesía y Narrativa, La poesía y Tú y Viernes Literarios respectivamente; a los miembros colegas del Círculo Andino de Cultura por nuestras reuniones de aprendizaje constante, a Martha Crosby, entusiasta conductora de la Sociedad de Poetas del Perú; de manera especial al poeta y promotor cultural José Beltrán Peña, presidente de la Sociedad Literaria Amantes del País quien acoge generosamente mis poemas en sus antologías y siempre tiene una frase de ánimo y estímulo a mi creación y a al poeta y promotor cultural Harold Alva quien tuvo a bien invitarme a participar en el V Festival Internacional de Poesía, Primavera Poética el 2017, a los amigos y amigas quienes contemplan mi afición y me alientan a seguir en el camino que retomo en este período de mi vida.

Finalmente, mis palabras de reconocimiento al Dr. Iván Rodríguez Chávez, Rector de la Universidad Ricardo Palma, a la amable poeta Marita Troiano Presidenta de la Comisión de Escritoras del PEN internacional del Perú por la organización y convocatoria al Sexto Concurso Nacional de Poesía de Mujeres SCRIPTURA y a los honorables miembros del Jurado del concurso: Dra. Graciela Briceño, Dr. Ricardo Gonzáles Vigil y Dr. Manuel Pantigoso que tuvieron a bien conferirme esta Mención Honrosa que recibo con sincera gratitud.

A todos ustedes por su presencia y amable atención.

GRACIAS.





            LETTERA *

Aparece en avenida
Y me subyuga [Fue siempre así]
La sigo / intuyo signos
Apelo a otras por explicaciones
Sin rumbo anticipado / Dejo que me guíe
Sus embelecos me envuelven
Sutiles
Sugerentes
Sinuosos
su origen mágico / me fascina
su existencia atemporal
Discutir su prevalencia
Ante el Caos o la Luz
No me seduce
Soplo divino
Etérea y edificante/ pródiga o constreñida
mal interpretada / opaca o prístina
mundana / dura y devastadora
incendiaria / pervertida/ penetrada a la fuerza
arrasada o sincréticamente enriquecida
remanso de certezas / manantial inconmensurable

Sólo a Ella
debo mi anhelo imperativo
de escribir.

*Lettera: (lat.) Escritura, carta, grafía.


¡¡¡¡¡¡GRACIAS ELDI, TE QUIERO MUCHO. FELICIDADES!!!! . PEPE BELTRAN.

2 comentarios:

  1. Me han emocionado las palabras singulares y auténticas de Eldi Toro. Su formación académica, su creación espontánea y su sencillez han permitido que alcance poemas redondos. Abrazos y felicitaciones. Aguardamos la pronta edición de su poemario. Rosina.

    ResponderEliminar