viernes, 25 de mayo de 2018

OCHO POETAS DEL CENTRO DE ESCRITORAS AREQUIPA (CEA) EN EL CONGRESO DE LA REPÚBLICA DEL PERÚ. Por JOSÉ BELTRÁN PEÑA.



(El próximo lunes 28 de mayo, en el Congreso de la República del Perú, se le dará un merecido reconocimiento al Centro de Escritoras Arequipa (CEA), por sus 38 años de vida institucional, en el Hemiciclo Raúl Porras Barrenechea a las 11 am (Ingreso con invitación oficial); ese día también se presentará la valiosa antología de poesía "SUEÑOS ENTRELAZADOS" con poemas de ocho de sus miembros, en el cual, figura una apreciación literaria sobre las distinguidas colegas escrita por mí, que a continuación les comparto.
A todas ellas, las felicito porque también recibirán un reconocimiento especial del Congreso por su arte literario, y aprovecho en darles la bienvenida en nuestra actividad del próximo 30 de mayo, y -desde ya-, aplaudimos su participación.)



El próximo 28 de mayo en el Congreso de la República con justa razón, el -ya histórico-, Centro de Escritoras Arequipa, recibirá un reconocimiento por todo el trabajo que ha realizado y que viene haciéndolo en bien de la difusión, promoción y actividades literarias, en favor de la colectividad local arequipeña pero paralelamente por la magia de la palabra en provecho de la del país; asimismo, será enaltecido el trabajo de creación y trayectoria poética de ocho peruanas que pertenecen al mencionado Centro de Escritoras. Es por ello, que como creador y como investigador me sumo a dicho “homenaje literario”, apuntando algunas apreciaciones sobre el trabajo con la palabra de las distinguidas colegas. Antes de ello, quiero saludar el democrático accionar del Centro de Escritoras…, puesto que en sus filas no solamente son miembros, escritoras nacidas en Arequipa sino que acogen de otros departamentos como Lima, Puno o Tacna, y de otros países del orbe.
Ahora sí, vayamos a lo que manifesté:

CECILIA DEL SOL
Es una poeta interesante, que muchos de sus poemas enmarcan el sentimiento de una mujer frente al amor y todas sus facetas e impulsos hermoseándolo, leamos:
“Amor, erotismo: Te pertenezco porque soy / irremediablemente tuya / y de tanto ser tuya / he dejado de ser / la sombra de la tarde, / el llanto de la aurora / el miedo de la noche”.
A través de sus versos, reconoce y valora el paso del tiempo, como lo hace certeramente frente a una fotografía:
“Quiso volver a ser la bella de la foto. Se equivocaba…, / ya era tarde para echar atrás
Aflorando los problemas existenciales por lo que los exsorcisa:
“Ella, solía meditar para agradecer por todo / pero ella misma era solamente la nada…”
En donde el sagrado pecado lo ilumina poéticamente como un hermoso encanto femenino:
“Todo es sagrado en mí / mis muslos sagrados / mis pechos sagrados / mis ojos sagrados / Yo que he pecado / Soy sagrada”.


MARY VÁSQUEZ DE POÉMAPE
Es una poeta de sentimientos, tiene poemas de variados y hermosos instantes capturados, por ejemplo el paso del tiempo en la relación madre-hijo:
Es el tiempo hijo mío. Compañero que me dibuja así / Que me viste con un traje sin planchar”.
Y el tiempo y los recuerdos dejados que permanecen en uno:
“Llevo un equipaje pobre metido en el pecho / Lleno de retazos de sueños perdidos”.
En donde en el andar en los diversos caminos lo sucedido se tatúa en nuestro ser: “Luz crucificada va llagada / Sombra corpórea de ese hombre / Que se desprende de la vida lentamente”.
Y apuntala también el desamor en bellas metáforas:
Te alejas falta de afecto y deseo / Por la rosa / Que se abre silenciosa cada vez”.
Y nos manifiesta de los sueños vivos que nos acompañan siempre:
Pequeñas cosas del ayer / Pespuntes en la costura de la existencia / Regresan y se van / Cabalgando el corcel / Blanco de los recuerdos”.


MORAYMA SÁNCHEZ MOLINA
Es una poeta interesante de diversas lecturas, por ejemplo, hace alusión al silencio en bulla de voces que siempre nos acompañan en la vida:
“Voces  elevadas al infinito / En el afán de permanencia / Revolotean en efímero silencio”.
Y a través de la palabra, llega a iluminar conclusiones del presente vivo:
“He sacado conclusiones / No del pasado, ni del mañana, / Sino de lo poco que queda / En el presente. / Lo que es, en este instante, / Que intento atraparlo / En el caminar / Del día a día”,
Y poéticamente con la figura del espejo logra capturar a la primavera:
“Cada mañana ante el espejo / Contempló su rostro desconocido / En esta soledad de días perdidos / Encontró la primavera que se llevó el viento”.
Hace un gran honor a la pachamama rememorando su infancia:
“Soy hija de la madre tierra / Lumbrera de mi pueblo andino / Desperté en cuna moldeada de piedra y barro / Bajo reflejados y misteriosos astros / Testigos de mi blanca infancia”.
Y magistralmente nos dice que la realidad siempre será fugaz:
“Se alejan y se pierden / Como aves / Que emprenden su partida, / Desaparecen por completo, / En el océano final de lo vivido”.


YENY TEJADA

Es una poeta muy singular, por su elevada sensibilidad frente a las cosas bellas y tortuosas de la vida, y los lleva a la hermosa temática del amor, universalizándolas, sabe lo que es el trabajo con la palabra en libertad. Podemos identificar su poética cuando escribe:
“El mejor idioma  cuando actúas / cuando la música está alta / me atraes hacia ti / hablas al oído / incredulidad será la palabra / recorren tus manos / a través de mis pantalones”
Nos habla finamente del ritmo del rito del juego amatorio:
“Imágenes coloridas / diestros / gráciles movimientos / coqueteo danzante / juego de seducción / aire de malicia / traviesa la noche / aventura tejida en la mente / seducida por la vida”
Corroborando con arte, que la persona que ama y sus acciones no tienen lógica ni preceptos que corten su esencia:
“Pensar en la nada / en ti y en mí / huir de lo lógico / escapar del yo mortal
fusionar sueños / desaparecer en la luz del mañana / otorgarle a lo imposible la duda / vivir lo no vivido / una y otra vez / atrapada por la imaginación / dibujada en el lienzo del deseo”
Es una poeta angelicalmente traviesa, que eleva la hermosura de un amor, por ejemplo, a través del sonido que producen dos copas al brindar / chocar:
“Jadeaba el miedo / en su palpitante despertar/ el amor vulnera su ser / pelean las voces / de mágicos encuentros / ciega la imaginación / penetra la soledad
la magia parece ausente / réquiem para la audacia / un brindis burbujeante
/ salud por lo que no es / chin chin … tal vez”
Hermosamente, todo lo dicho, se ve reflejado en la dulzura, en el poder y en la comunicación a través de un beso, inmortalizándolo:
“Besa mis sensaciones / mi mortalidad / hazla tan inmortal como tú quieras”.


MARÍA ANTONIETA TEJADA D.
Es una poeta que nos conduce por las luces y oscuridades del tiempo y del espacio, con variados colores y diversos impulsos que los coge a través de la palabra:
“Me estás redecorando en  blanco y negro / el verde es un color desconocido / Los espacios profanos, intransitados / huérfanos se disuelven / Mi aliento se vuelve contra mí / no es tiempo de espera”.
Apuntando con mucha recreación las huellas de los pasos dejados en el camino:
“Rincón para  vivir y morir / donde amasar el pan / donde saciar todas las hambres / y descalzar los pies adoloridos / donde descargar el morral / donde cerrar los ojos / confiadamente”.
Ofreciéndonos su poética existencial de ser y estar:
“En algún lugar / Soy la hechura del tiempo / la campanilla rediviva / el seto brillante de Monet / la mujer / el poema intacta / ¡Soy!”
Para finalmente ilustrarnos que todo este tiempo y espacio artístico, queda indefectiblemente tatuado en nuestro propio ser:
“Implacable el tiempo / combate el  diálogo / de ternura y silencio / pero todo queda / indefectiblemente escrito / en el libro de  carne / que es mi cuerpo”.


GUADALUPE MANSILLA
Es una poeta que le canta a la mujer en sus diversas facetas en la vida, costumbres y realidades, recreándolas muy certeramente con interrogantes, imágenes y comunicación:
“Osadía tu cruz, corteza tu silencio / llevas el color de tu pálida desgracia, / atada a las cuerdas del destino, / furtivo día  que el escorpión escupiera / su veneno y apagará tu luz. / Mujer, de estadística miserable. / ¿Involución genética humanoide? / Me pregunto”.

Como también, es el caso de una hermosa niña de los andes:
“Muñaipashñita / niña chiquita / de roja mejilla / chullito multicolor. / nPellejo de alpaca / un suave y calientito / guarda los sueños / de la espiga verde.

Asimismo, la palabra de una mujer libre en una oración de amor:
“Permanente y  vivo en mis pupilas, / apasionado anhelo, te retengo, / liberarme de tu cariño debo / vivir en tu prisión, me quedo / Retenerte en mi costado quiero, mis palmas en oración por tu cariño, / tenerte por siempre en mi ternura, / acariciar tu sombra, es  mi remanso”.






ELSA GAONA DE VALLENAS
Es una poeta que me ha sorprendido, por ser una destacada cazadora de imágenes y de ser un radar especial y  sublime al embellecer cosas comunes de la vida en muchos aspectos, como es el caso de lo religioso:
“Los pocos Jesuces / son prisioneros / del coraje herido”.

Otro gran ejemplo de lo manifestado, es la imagen que producen las lágrimas  cuando lloramos con valentía:
“Lágrimas / muro de fortaleza”

O lo que denota el existir y la fuerza de nuestras mujeres de tierra adentro o del Perú profundo:
“Mujer de tierra adentro, / alienta el coraje / constela la divina gracia”.

Y por supuesto también lo que experimenta frente al sentir con su ser amado:
“Desmembrar / tu sangre de mi plasma, / tu velero de mi playa / tu sol de mi cielo / El agua de mi río, / sin ti, difícil vivir”.


ADA FERNÁNDEZ DE GUILLEN

Es una poeta multitemática, de hermosas imágenes, que provocan a seguir leyendo, por ejemplo, cuando se refiere a nuestra ave oriunda de nuestros andes, como es el cóndor:
“Cuando estira el cuello, su ojo rapaz / alcanza a todos los espacios de la / tierra”
Elevando la imagen de la madre bendecida por Dios:
“irás pintando a partir del tiempo / con los colores de tus ensueños / el vaso límpido que Dios te regaló”,
o cuando poetiza a la poesía:
“Rocío que moja mi piel”,

o lo que es una verdadera amiga:
“Una sola canción muchas añoranzas”.

y, entre otros puntos, cosas no tan gratas, como son los besos fríos:
“Son gotas / Cristales al viento / Escarchan mi tiempo / Enjugan mi llanto / Tatúan en mi corazón”.


Felicito a Cecilia, Mary, Morayma, Yeny, María Antonieta, Guadalupe, Elsa y Ada, distinguidas y talentosas poetas peruanas, miembros del Centro de Escritoras Arequipa, quienes con sus poemas de diversas temáticas y escritos con diferentes estilos, han enaltecido la poesía escrita de mujeres, y algunas de ellas ratifican, y han resaltado su valioso trabajo con la palabra en libertad, mostrándonos la palabra de una mujer libre e inteligente, llena de sensibilidad creativa con aureola de amor humanista, escrito con lágrimas, alegrías, sangre, tristezas, siendo ecológicos, sociales, existenciales, catárticos y amorosos, que nos tocan a todos porque es la voz de la madre, de la amiga, de la amada, de la compañera de ruta. Por todo ello, son importantes, por ser la palabra de ocho peruanas con ribetes excelsos de belleza al homenajear a la vida misma, o sea, a las nuestras.


1 comentario: